La voz de nuestros clientes. Hablamos con Jordi Suari, gerente de Serralleria Suari, en Barcelona.

Más de 40 años marcan la trayectoria de esta empresa familiar, ubicada en Barcelona, que no sin esfuerzo, mantiene vivo un oficio que tiene como fin ayudarnos a proteger nuestros bienes. Como anécdota podemos decir que SUARI fue la empresa encargada del mantenimiento de la cerrajería de la villa olímpica, durante los Juegos Olímpicos del 92.

¿Cómo define la relación actual entre SUARI y AGA?
Valoro muy positivamente el contacto y la relación personal, tanto con la parte comercial, representada por José Ramón, como con el equipo técnico de AGA, siempre dispuestos a solucionar las dudas y retos que lanzamos desde nuestra posición de clientes. Es una empresa que arriesga y apuesta por ser tecnológicamente combativa, y eso a mí, que también lo soy, me gusta.

¿Qué características destaca del producto o servicio que AGA le ofrece?
Después de la visita a sus instalaciones, con la que quede muy gratamente sorprendido, pude ver la capacidad real de producción y expansión de la empresa. Ahora entiendo la gran oferta de soluciones para los diferentes sectores y mercados para los que trabaja. En mi caso destacaría la atención y un trato personal y profesional que facilita la toma de decisiones sobre el producto y sus características técnicas.

¿Le confiere un valor especial, el hecho de que AGA sea fabricante?
Por su puesto. En nuestro sector, para llegar a nuestros clientes con soluciones eficientes y competitivas, necesitamos de colaboradores que puedan mantenernos formados e informados. AGA como fabricante y buen conocedor del mercado, participa de un diálogo que nosotros agradecemos y que hoy es difícil de encontrar. El caso de INCECA es un ejemplo claro de respuesta y reacción rápida para resolver un problema de difícil solución y que AGA abordó con éxito.

¿Cómo ve la evolución del sector?
Un contexto de mayor información, tanto institucional como privada sobre la seguridad ha cambiado la opinión de los usuarios sobre los dispositivos o mecanismos que colocamos en nuestros hogares y negocios. También el crecimiento de la delincuencia a despertado cierta sensibilización respecto a este tema. Estamos ante un consumidor más preocupado, más interesado en la seguridad física y eso se convierte en una oportunidad de negocio para nuestro sector.