La voz de nuestros clientes. Hablamos con Andoni Ranz, director de compras de ORMAZABAL.

Ormazabal es una empresa de reconocido prestigio y reconocimiento mundial. Un proveedor estratégico para
las principales compañías eléctricas. Sus más de 100 años de historia y la presencia con plantas productivas en
los 5 continentes, son algunas de sus señas de identidad.

Queremos conocer mejor ORMAZABAL. ¿Cuál diría que es su propuesta de valor, las características que mejor definen su modelo de negocio?

Somos una compañía especializada en el sector eléctrico orientada a la innovación y sostenibilidad. Suministramos soluciones fiables de forma global, gracias a nuestra capacidad para anticiparnos a las necesidades del sector y a nuestro compromiso e implicación con nuestros clientes, proveedores, empleados y sociedad en general.

Estamos en un momento difícil para las empresas. ¿Cómo está abordando ORMAZABAL esta crisis, desde el punto de vista humano y empresarial?

Garantizando la seguridad de todas y todos los empleados de nuestra empresa, dotándoles de los mayores sistemas de seguridad (teletrabajo, control de temperatura, mascarillas, mantener distancias, limpieza, EPIs,
…) y como sector esencial, dando servicio ininterrumpido en estos momentos de tantas dificultades morales y laborales.

Es tiempo para la colaboración y la transparencia. ¿Cómo definiría la relación actual con AGA?

Estrecha, cercana, llevamos más de 20 años colaborando en diferentes mercados y soluciones. recuerdo con mucho cariño los inicios en POLSA para armarios eléctricos de BT.

Hoy conceptos como cercanía y capacidad de producción adquieren un significado especial. ¿Le confiere un valor especial el hecho de que AGA sea fabricante?

Sin duda, el poder contar con el conocimiento de un fabricante local es esencial para nuestro negocio y desarrollo.

Desde la experiencia de un líder como ORMAZABAL, ¿cómo ve la evolución en el sector eléctrico?

Estamos viviendo una revolución energética inteligente mundial, nuestros principales clientes no son capaces de predecir qué es lo que va a pasar en 3 años, ni los nuevos roles de las empresas en la nueva red eléctrica
inteligente. ¡El futuro está lleno de retos y oportunidades!