La voz de nuestros clientes. Hablamos con Laureano Pinazo, gerente de la empresa PINAZO Industrias Eléctricas

Pinazo

La nuestra, es una historia de transformación y evolución. De aquel sótano en la zona norte de Madrid hasta las nuevas instalaciones de Algete, han pasado más de 55 años y eso ya es algo que tenemos en común tanto PINAZO como AGA. Una larga historia y una suma de esfuerzo y saber hacer, que nos ha permitido llegar hasta el día de hoy como empresas referentes tanto a nivel nacional como internacional.

Gracias a la relación y contacto con las grandes empresas del sector eléctrico hemos podido acometer una transformación que con el tiempo nos ha llevado hasta el modelo actual, una empresa global, fabricante de productos y soluciones propias tanto en poliéster como metálicas.

En tiempos de colaboración y transparencia ¿cómo define la relación actual con AGA?

Son 27 años desde el primer contacto, una importante suma de experiencias compartidas que nace a raíz de un tercero, POLSA, empresa perteneciente hoy en día a ORMAZABAL.

En resumen, podría decir que nuestra relación esta marcada por la estabilidad y la sintonía, con todo lo que eso significa de positivo. Una relación que se afianza año tras año gracias a la cercanía y el servicio que AGA nos ofrece.

El no tener que intervenir personalmente para abordar los típicos problemas que se generan en la operativa del día a día, es todo un síntoma del buen hacer de las dos empresas. 

¿Qué destaca del producto o servicio de AGA?

Sobre todo, la capacidad para responder a nuestras necesidades como clientes, siempre exigentes y buscando un plus en la relación. Pero también la actitud resolutiva para resolver los propios retos del mercado, de los cuales salimos beneficiados todos.

Hoy cercanía y capacidad de producción tienen un significado especial ¿Valora el hecho de que AGA sea un fabricante nacional?

La tranquilidad con la abordamos los proyectos sabiendo que hay una empresa con la capacidad de producción y servicio de AGA, y que además habla tu mismo idioma, es suficiente para valorar positivamente la relación.

La capacidad de entendernos, de trabajar conjuntamente, es más fácil si lo haces con empresas que comparten algo más que objetivos empresariales.

El futuro nos importa ¿Cómo ve la evolución del sector energético?

La tendencia hacia la «digitalización» es clara. Habrá un recorrido con determinados clientes hacia la prestación de nuevos servicios que aporten beneficios más allá de las ventajas del propio producto y sus aplicaciones.

En este ambiente de confianza empresarial y pensando en ese futuro cercano, se nos abre la oportunidad de colaborar más estrechamente para abordar de forma conjunta, unos retos que, desde la experiencia de cada empresa, van a ser más fáciles de resolver, seguro.